domingo, 10 de febrero de 2013

Remarketing...¿Me persiguen los anuncios?

De un tiempo a esta parte habrás notado, igual que yo, que tras haber entrado en una página web, fundamentalmente de ecommerce, parece que ésta te persiguiese durante días cada vez que abres tu browser. No se te habrá escapado que este "acoso" era obra de nuestros amigos, los de "don´t be evil". Pues menos mal, que no iban a ser "evil"...
Resulta que la táctica tiene nombre...como todo producto de los californianos....y no se llama de otra manera que "remarketing", que suena a "requete-marketing". Osea, el non plus ultra.
Bien es cierto que podrían haberle llamado "re-perseguir", "recurrir", o "reatosigar".
Ahora os cuento por qué.

El remarketing es simple: el sistema sabe que has hecho clic en un banner o en un anuncio de texto (Adwords), que has entrado, las páginas que has visitado y lo que no has comprado. Y te va a perseguir hasta que compres o hasta que entres en otro site con otra cookie de Adwords, así hasta la saciedad, recordándote una y otra vez lo que te ha llamado la atención... Re-cansino...., ¿no?




¿Cómo funciona?

Cuando alguien visita una página podemos dejarle una cookie de seguimiento en su navegador. Más tarde, cuando esa persona esté visitando otras páginas que utilizan Google Adsense, podemos mostrarle otra vez nuestros anuncios de PPC a través de la red de Display de Google Adwords.

¿Por qué surge? ¿No tenían suficiente con el SEM tradicional? Pues no, porque según Google, un 97% de los usuarios no convierten en su primer clic a las páginas a las que han llegado a través de un anuncio de Adwords. La solución se llama "remarketing", ¿Qué no tienes suficiente con ese primer impacto? Te vas a enterar... Algunas de las principales técnicas de "persecución" son:
  1. Visitas a la página principal: Es el método de segmentación más amplio. Podemos  mostrar anuncios de la red de Display a cualquier persona que haya visitado nuestra homepage.
  2. Visitas a páginas de productos específicos: Si tenemos un ecommerce podemos segmentar usuarios que han visitado productos o servicios específicos en nuestra web.
  3. Visitas a las páginas de aterrizaje (landingpage): La mayoría de los usuarios que llegan a una landingpage vienen de PPC. Podemos segmentar esas visitas de manera que obtengamos más valor a partir de ese clic inicial.
  4. Visitas al carrito de compra: Si un usuario navega por nuestra web, mira nuestros productos e incluso añade alguno al carrito de compra, significa que está bastante interesado en la compra. Podemos servir anuncios a esos usuarios que llegaron nuestro carrito de compra, pero por alguna razón no finalizaron el proceso.
  5. Visitas a la página de confirmación: Si nuestro producto tiene un alto porcentaje de compras sucesivas, podemos segmentar a aquellos usuarios que llegaron a nuestra página de confirmación. Es una herramienta muy efectiva para aquellos clientes que ya han realizado una compra.
  6. Visitas a la página de contacto/FAQ: Si un usuario busca información adicional en nuestra web (página de contacto o FAQ), podemos considerar que es proactivo en su interés. Sin embaargo, si por la estructura de nuestro site, luego le obligamos a buscar entre páginas muy profundas, puede que termine por abandonar, o no encontrar lo que está buscando. Podemos traerles de vuelta. 
  7. Visitas a la página de confirmación de una prueba gratis: Si ofrecemos algún tipo de acción anterior a la conversión (una versión de prueba gratuita, la descarga de un código descuento, etc.) podemos segmentar esos usuarios que han completado la acción inicial, hasta que finalmente conviertan.
No le falta detalle, ¿verdad? Pues lo mejor es que el remarketing ya ha evolucionado hacia el retargeting o remarketing dinámico...os vais a quedar muertos cuando os lo cuente en el próximo post....




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada